lunes, 2 de marzo de 2009

LA IMANTACION DE DIOS yla Meditación




LA IMANTACION DE DIOS y la Meditación

... sin una imantación por Dios, sin que el alma sienta esa imantación por el Padre de todas las cosas, es muy difícil para la criatura humana, lograr éxito en dicha empresa, es decir, el alma nuestra debe sentir esa imantación por lo Divino para que la meditación sea exitosa.
Esa imantación por lo Divino que se desarrolla en el alma del hombre, no es algo que nace en la generalidad de los mortales, digamos, súbitamente, sino algo que debe ser cultivado. No olvidarnos entonces de esa imantación por Dios tan necesaria para la meditación.
Recordemos también que meditación no es un método, no hay una metodología especial que pueda llevarnos a la meditación exitosamente; tampoco se logra por medio de una técnica especial. No somos un aparato, no somos un mecanismo, no somos un auto que se ensambla en una fábrica. HAY QUE DARLE TODA LA VIDA A LA MEDITACIÓN: la verdadera meditación es una acto de Amor entre Dios y el alma.

UN ALMA ENAMORADA DE DIOS MEDITA CON MAYOR FELICIDAD Y FACILIDAD QUE UN ALMA QUE NO LOGRA ESTARLO.

La meditación, a su vez, no es budista, ni hindú, ni cristiana, ni musulmana, la meditación, como la luz del Sol se comparte con todos los credos y todas las religiones, pero no es una posesión de ninguna de ellas en particular.

La Meditación es un camino de búsqueda: por él, anhelamos hallar serenidad para nuestros estados de conciencia, anhelamos hallar Felicidad y Paz Interior.

Hay una ley milenaria que nos enseña: a mayor apego a las cosas del mundo, apego al poder sobre la Tierra, apego a la fortuna material, apego a la gloria , a la fama, etc., menor es nuestra aspiración por lo espiritual y a la inversa, cuando la atracción por lo espiritual es poderosa, tendemos a abandonar todo lazo excesivo con las cosas mundanas y entonces el sitio que esas cosas mundanas no ocupan en la casa de nuestra alma, la ocupa esa divina sed por lo elevado, en este caso, por la meditación.
Tener también presente que no se logra una buena meditación a través de ninguna técnica respiratoria, ninguna postura del cuerpo físico en especial, sino que todo eso va a llegar de manera natural cuando se establezca una determinada y, digamos, casi perfecta conexión entre el acto meditativo y la conciencia, así despierta a la Imantación o Amor Divino.

Ada Albrecht - del libro "Guía Breve para la Meditación"

2 comentarios:

Verónica A Díaz "MISS VERY" dijo...

Esperamos que les sirva para regar los jardines de sus Almas...Y llene de luz sus vidas...
Very

Anónimo dijo...

VUELVE FRANCISCO VUELVE !
ADA ALBRECH

¡¡Cumpleaños de verydiro!!

¡¡AMIGO TILDA PLAY Y ESCUCHA MÚSICA DEL ALMA!!


MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com

¡¡Una luz contra el cáncer... no dejemos que se apague.!!

Vela contra el cancer